Isabella Ameyalli

Desde el deseo profundo de compartir... ¡Vivir, callar o gritar! Sobre la mar, en los ríos, en la lluvia…
En un caudal de multitud ausente.
En la cuenta de nuestro verdadero tiempo, en círculos de movimiento, en espiral...
En líneas de lo que pudo ser…
Quedarme contigo y sin ti, colibrí en vuelo...

jueves, 16 de mayo de 2013

MARIPOSA NOCTURNA

Te has vuelto imprescindible porque estos ojos ya no ven,
no perciben el umbral, dejarte ir.

Te has vuelto el aroma que enfrento a la distancia,
porque escapa de las manos, tu palabra eterna.

Luego golpeas la memoria con tu ausencia;
te haces presente en los rostros, en las calles.

Luego obligo a liberarte, nocturna;
abrir el frasco al vuelo, un verano;
cautiva disolverte a la humanidad, mariposa
y al verte brotar de entre las piedras,
al menos para mí
significas tanto…

…luz eterna, constante en la trasmutación;
anunciado e imperturbable aquel río y tu ausencia.




 A Cristina en su camino. Año 2008
Fotografía de Mady

miércoles, 15 de mayo de 2013

ENEMIGOS DE LA LIBERTAD

Rostro de poder de unos cuantos,
que criminalizan la pobreza.

Aprisionadas ideas de unos cuantos
y ¿muertes necesarias para la conciencia?

Son las raíces de unos cuantos
que aclaman autonomía e independencia.

Son las manchas de unos cuantos,
que con su sangre riegan la tierra.

Sobrevivimos unos cuantos
disueltos en fragmentos,
cubriéndonos el rostro.

Entre la pandemia de la ignorancia
de los que no miran
de los que solo andan y andan
sin nada que perder
sin nada que ganar…
solo andan y andan.

Solo unos cuantos estamos,
solo unos cuantos sobrevivimos,
¡A los enemigos de la libertad!

No retroceden unos cuantos
cuando a la memoria acuden
y  la ciencia habla.

Escuchamos corazones de unos cuantos,
que recogen a sus hijos en pedazos.

Es la guerra sucia de unos cuantos
que se alimentan de petróleo y de almas.

Es lo único que tenemos unos cuantos
un corazón,
la resistencia
y nuestros pasos.


 
Fotografía de David Jonathan

martes, 14 de mayo de 2013

LAGARTIJAS RECORREN MI VIENTRE

Solo una se ha quedado cautiva
la he vuelto eterna
la mezclé entre besos no dados
deseos anclados de saliva y humedad

la he dejado tras la puerta de cristal
ansiando entrar aquella noche
descalza sobre duela fresca
a dejar un corazón sobre el altar


 
la sentí vibrar…

 
en tulipanes y quimeras

en días letales y determinantes

a que lo nuestro sin nombre…

 

…trascienda.
 
 
Conmigo y sin ti. Año 2010
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

lunes, 13 de mayo de 2013

LA DE LAS FALDAS DE JADE

Nací sin rostro
fría, brotando de las piedras
recorriendo las venas hasta la mar…

Ahí tus faldas de jade, mujer
tu aroma a sangre,
reflejos destellantes que hablan más de mí…
de lo que yo misma se.

Ahí será entonces nuestro encuentro
cuando la lluvia penetre y tú vientre fecunde
que de abrirte entera al viaje
llegues a donde todo pueda ser.

Ahí aquel faro que miro a través del túnel
donde veo pasar el río entre las piedras,
donde me encuentro al rostro
de la mujer que quiero ver
entre ofrendas florales,

“in xochitl in cuitlcatl”

Ahí el canto de las ranas,
el brillante vuelo del quetzalli,
las gotas de cristal de agua salada
y la vida que hoy muere a cada instante…

…eterna entre tus olas, mi mar
Siempre vuelvo a mi re-nacer.

 

Chalchitlicue pariendo Mujeres Malinalli. Abril 2013
Fotografía de Tlalmanalli
Ceremonia de nacimiento del Círculo de Mujeres Nahui Malinalli.

viernes, 10 de mayo de 2013

ESCLAVA

Está cavada mi tumba
desde el día que nací,
paso rodeándola
para no tropezar
para no caer desde ahora
antes de lograr la libertad…

¡Qué labor tan postrada!
juzgándome a veces, tan débil
que me siento al borde de mi tumba,
que cuelgo los pies en ella
pensando siempre, pensando
que sería más fácil saltar.

¡Qué misión exhaustiva!
de los que han lidiado la injusticia,
en los distintos imperios
en los mismo espacios
de los diversos tiempos.

¡Que cometido gigante!
de los cautivos, de los presos
de los sobrevivientes a las guerras
de los que protestan
y de los que salvaguardan
a los discriminados.

¡Qué faena extenuante!
por las desigualdades del capitalismo
que nos han vuelto cautivos
solo a unos cuantos
y que nos han vuelto productos
de la fuerza del consumismo
de las ideas prefabricadas
de los senderos obstruidos.

¡Qué desventura la mía!
no soy feliz en la injusticia
soy miserable en la inmundicia,
que infortunio haber nacido humana
y no libre como un salvaje
o como el águila de la montaña,
lejos de los que llaman deporte
a la imprescindible muerte
de cazadores furtivos.

¡Que fortuna la tuya!
que no piensas en tu tumba
que en tu turno te ha tocado
ser soberbio y poderoso,
frente a frágiles cuerpos hambrientos
frente a masas manejadas
y ante la impotencia de sentirme débil
en mi turno para ser tu esclava.

Me levanto de mi tumba,
pensando siempre, pensando
que debo juzgarme valiente
para lograr la libertad.

¡Qué radiante paisaje!
la incertidumbre me hace naufragar,
llego del mar, en un velero de mentiras,
me tumbo en la arena,
pensando, siempre pensando
en tantos motivos para ganar.
 
 
De lucha y resistencia. Año 2009
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

ALAS PARA EL PORVENIR

Al desplegar alas desde la montaña,

desafiando en vuelo la vulnerabilidad

ante la incertidumbre

y el empedrado porvenir...

 
...Alas fuertes a lo naciente en tiempos verdaderos,

hacia la verdad oculta en la neblina espesa,

doradas al tiempo
 
 

para detenerlo y esperarlo.

 

 
Alas heredadas que aguardan

colorados bríos y signos venerados
 
 

tras el triunfo trascendente de las vidas ordinarias
 

que dejan de serlo
 

al custodiar las aguas.
 
 
 
 
En vuelo y danza de algunos sueños; Marzo 2009
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

martes, 7 de mayo de 2013

DESPUÉS DE TI

La inmensidad me vuelve frágil,
indefensa, diminuta,
vulnerable…


…pero en tus olas,

 
 
 
 
me envuelvo entre tus faldas, me acaricias
al soplo de tu aliento, me proteges
te vuelves nostalgia, éxtasis, compasión y ternura.

me alimento de suspiros y tus besos
halagos florales y jardines
me colmas de vida,  pasiones y placeres…



En la inmensidad podría perderme,
porque nada soy sin ti.

Sin tus cantos en las aves,
sin lunas, mar y primavera
sin sol, amanecer y niebla
sin viento, lava y conciencia

nada soy sin ti.
 
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

Google+ Badge