Isabella Ameyalli

Desde el deseo profundo de compartir... ¡Vivir, callar o gritar! Sobre la mar, en los ríos, en la lluvia…
En un caudal de multitud ausente.
En la cuenta de nuestro verdadero tiempo, en círculos de movimiento, en espiral...
En líneas de lo que pudo ser…
Quedarme contigo y sin ti, colibrí en vuelo...

martes, 30 de abril de 2013

UN VACÍO

Un vacío enlatado
permanece en la despensa,
alimentando a los espectros
de los días transcurridos, tan perdidos.

Un vacío congelado
aguarda los trastornos,
de voluntades pecadoras,
de lo que ha sido a marchas forzadas
callado y desmenuzado.

Un vacío atiborrado
de memorias prisioneras
no haya recovecos,
ni en mendigos de la fe
de los profanos acertados.

Un vacio insaciable,
voraz de más vacios insaciables,
es oscuridad en la intemperie
aún para los más armados
adentrados en la selva.

Un vacio carcome huesos,
sacude regocijos empañados,
escupe amores y delicias,
devasta los motivos espontáneos,
de lo que ha sido trastocado
silenciado y pulverizado.
 
Al intemperie, año 2010
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Badge