Isabella Ameyalli

Desde el deseo profundo de compartir... ¡Vivir, callar o gritar! Sobre la mar, en los ríos, en la lluvia…
En un caudal de multitud ausente.
En la cuenta de nuestro verdadero tiempo, en círculos de movimiento, en espiral...
En líneas de lo que pudo ser…
Quedarme contigo y sin ti, colibrí en vuelo...

miércoles, 20 de junio de 2018

REFLEJOS


De ti sé que has llegado de la mar, mujer colibrí
suspendida entre las olas, fundida en la arena.

Se que el miedo nos enfría pero no congela los sueños
en la cúpula del vientre que los aguarda despiertos.

De ti sé que has llegado de la tierra, mujer serpiente
por los espejos que abren al cielo.

Caminas por la playa y la arena calma el frío de tu cuerpo,
la muerte se entrega desnuda desde adentro.

De ti se que has llegado de la noche, mujer mariposa
entre el silencio y el corazón desolado que se empolva.

De ti, la calma y la quietud de aquellos espejos que no pueden romperse
que equilibran el eterno resplandecer entre brillante y ausente.

Hay reflejos destellantes, efímeros y eternos.
Hay libros que se leen desde la mente  y que hablan constante a través de la memoria

Hay mujeres,
                  hay hermanas,
                                          hay amigas,
                                                           hay madres,
                                                                             hay hijas

Y a cada paso, su reflejo vive en mí.


Fotografía Esmeralda Itzpapalotl
Ce Calli

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Badge