Isabella Ameyalli

Desde el deseo profundo de compartir... ¡Vivir, callar o gritar! Sobre la mar, en los ríos, en la lluvia…
En un caudal de multitud ausente.
En la cuenta de nuestro verdadero tiempo, en círculos de movimiento, en espiral...
En líneas de lo que pudo ser…
Quedarme contigo y sin ti, colibrí en vuelo...

martes, 30 de abril de 2013

AUSENTE, COMO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

¿Seré yo?
o el silencio que persigue los pasos,
la distancia que azota las puertas,
que mueve en las noches mi cama,
que vibra en un trueno
una tormenta atrás cuando partió
aquella voz en el tiempo.

¿Será solo mi imaginación?
o las vidas que pasan sin latir
sin retumbar al éxtasis de una canción
que te recuerda algún amante,
alguna primavera
o algún día que sin sol por la bahía
suspiraras por mí.

¿Será mi oscuridad?
negación, ansiedad
la falta de acertar,
con una voz que grita autonomía
y si la hubiera conocido
salpicada en rojo
habría de irse en ella
hoy la vida, hoy…

Mientras duerme
el pueblo duerme, ajeno
siempre duerme.

¿Serán los desaparecidos?
los que mi cama mueven,
las voces que susurran libertad
a la vuelta de un sueño
democracia verdadera,
igualdad
bajo la luz
prensa y dignidad humana.

¿Será esa voz?
De vuelo sin alas
de fe sin esperanzas
de puentes sin destino…

Es que siento hoy
que se cae conmigo en pedazos el país
y solo pienso sin pensar en ti,
mi desaparecido…

Tan ausente como la libertad de expresión.


 
De ausencia entre la multitud; Diciembre 2010
Fotografía de Esmeralda Itzpapalotl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Badge